miércoles, 11 de enero de 2012

Aún te oigo Gustavo







Ayer con el calor tremendo que vivimos en Baires,me tome un taxi y le rogue que suba el aire acondicionado al maximo.
En un momento,pasamos por un sanatorio,y el taxista me dice:_aca esta Gustavo...
_Ceratti? pregunté atontada por el calor (bueh! es una buena excusa),porque a qué otro Gustavo podría llamarsele por el nombre de pila?
el taxista se persignó,y yo dije:_pobrecito mi angel.
Una sensación extraña,saber que alli en una simple cama estaba mi ídolo,mi amor imposible en alguna epoca lejana de mi vida,el hermoso ojitos celestes y rulitos.
_Fue la droga,afirmo el taxista.
Como si me importara...
Como si algo justificara no poder oirlo más en vivo.
Canción animal,te para tres,en la ciudad de la furia,persiana americana,doble vida...que se yo,mi vida entera con "su música de fondo".
Para cada tema,un recuerdo.
En los cuentos de hadas,los príncipes dan besos que despiertan del limbo.
Y si voy y lo beso?
No,no soy una princesa.
Y no debo ser la única que lo ha pensado y seguramente no funciona,porque la vida no es un cuento de Disney.

6 comentarios:

Verónica dijo...

La vida sería estupenda, si fuera como en los cuentos, pero que se le va a hacer, debemos vivir con los pies bien pegaditos en el suelo, así si nos caemos el golpetazo será más leve.
Un beso

Xindansvinto dijo...

No lo es, por eso mismo son necesarios ese tipo de besos. Aunque no lleguen a materializarse...

muchacha ojos de papel dijo...

Veronica: a veces esta bueno volar un poco,y creer que algunos sueños se pueden cumplir...besos!!!!

muchacha ojos de papel dijo...

Xindasvinto:
no se si lo entendi bien cuando dijo "no lo es".
Se refiere a que no soy una princesa?
Y...no.
Aunque le confieso que gran parte del día me lo creo.
Pero es un secreto entre usted y yo.
Besos de princesa plebeya.

Guantes De Lana dijo...

Una pena, una vez que me empezaba a gustar Gustavo, el destino o llámese como quiera hace que no podamos disfrutar de un gran creador, un gran músico. Pero queda el repertorio como muestra de lo que Ceratti hizo.

abrazos totales.

Xindansvinto dijo...

Disculpe que nuestra parquedaz en palabras nos haga provocar estos equívocos... Pardiez, usted es una verdadera princesa. No estaba en nuestro ánimo negarlo. Es la vida la que no es un cuento de hadas. Eso es lo que quisimos decir.

Sus besos nos halagan, sea besada usted también.